Presentación

fachada-Bodega

Los vinos de esta bodega de Jerez provienen de las soleras de 1.789 existentes en el Alcázar de Jerez, pertenecientes a los Herederos de la viuda de Paul. En el año 1.970 el Doctor D. Faustino González Aparicio adquirió dichas soleras y las trasladó a un casco de bodega situado en el barrio jerezano de San Miguel, e inició la plantación de una viña de 7 hectáreas para proveer dicha bodega.

Todas las labores de bodega y viña se realizan de forma familiar y artesanal (los mostos fermentan naturalmente en botas de roble americano); quizás es la bodega inscrita en el Consejo Regulador más pequeña y totalmente familiar.